Skip to content

Tarzán de los monos.

18 mayo, 09

Cuenta la leyenda que Johnny Weissmüller acabó sus días en un manicomio, obsesionado con el personaje de Tarzán que interpretó en numerosas ocasiones y que gritaba asiduamente el famoso y característico grito a la mayor oportunidad que tenía…

La cuestión es: Si el grito cinematográfico de Tarzán era una mezcla de rugidos (realizada en los estudios de La Metro) de varios animales, entre ellos un elefante, una hiena y un camello, además se le añadió el sonido de un violín, un cantor tirolés y un barítono… ¿Qué demonios era lo que gritaba Johnny Weissmüller en sus últimos días de existencia?

He ahí la pregunta. Quizá sea sólo una leyenda.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: