Skip to content

Sebastián, sin corbata.

3 julio, 08

Ministro. Sin corbata. ¿Elegante?. Correcto. La corbata hace mucho tiempo que se ha convertido en un elemento caduco, absurdo, fruto de otras épocas y generadores de profundas tensiones que convierten a sus poseedores en personas con mayores dificultades respiratorias, lo que genera un indudable estilo. La seguridad que genera es un icono de nuestra debilidad. No hay nada como ir con el cuello libre. Os animo, amigos míos, a eliminar ese vestigio de vuestros vestuarios. Al menos, en estos meses.

Justo en este momento estoy oyendo en la Ser a un fabricante de corbatas indignado. Es curioso. Money moves the world.

Free your neck.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: