Skip to content

El largo camino hacia ti

11 abril, 08

Tras de sí van dejando rastros de esperanza que merecerían por sí búsquedas eternas. Para encontrarlo, no buscarlo. Para que no te deje, dejarte. Para contarlo, haberlo vivido. Para oírlo, querer. El primer rastro de esperanza: hay muchas vidas, pero uno, uno solo. Un solo amor verdadero

“Hay algunos excepcionales, únicos e irrepetibles. Bellos sobre todas las cosas, puros y limpios. Verdaderos”- Eso dicen los sabios bien curtidos. Y mientras lo dicen, alzan ancianos sus ojos, húmedos, campanilleantes. Saben bien lo que dicen. Unos dicen que lo han oído decir. Que un viento fresco trae sus rumores de vez en cuando, entre nogales, olmos, chopos. Otros dicen haberlo visto con sus propios ojos. Otros, los que menos, aún lo sienten dentro, muy dentro de si mismos.

Caminan sin rubor, mostrándose a quien quiera maravillarse. Caminan sin la altanería del que tiene un lugar adonde ir, un momento en que llegar. No entienden negados, tardanzas, ni olvidos. Nunca han oído un solo adiós pero saben leer los labios. Caminan sin recorrer distancias, ni tiempos. Son eternos, únicos e irrepetibles.

Puedes pasar toda una vida buscando, sin acertar ni siquiera a imaginarlo, engañado. No es cuestión de buscar. Él te encontrará si hay sino para ello. Lo verás pasar, seguro. Notarás sus aromas, sus matices, sus colores, sus mejillas. Pensarás que lo has encontrado y te esforzarás en vano por agarrarlo, mirarlo, aprenderlo y hacerlo tuyo. No podrás. No tienen más dueño que el que ellos conocen. Hacia ello tienden.

Dicen los que lo han conocido, que nunca se marcha. Que es fiel y testarudo, y que siempre anda cerca. Que puede llegar a doler mucho, que puede herir toda una vida, que hace grandes todos los esfuerzos, que una sola victoria será recompensa entonces para siempre. Dicen que no teme a ninguna muerte y que desafía cualquier guadaña con la certeza de que nunca, jamás, podrá herirlo.

Tocados por su mano, los dones materiales se hacen inocuos. Entendimientos robustos se vuelven aguas mansas, en manos infantes, frágiles. La mirada torna entonces comprensiva de todo cuanto ha rodeado alguna vez un signo de vida. Y el alma, engrandecida, siente una libertad que sólo sería posible después de una y mil muertes, de mil y un mundos recorridos.

Tras de sí van dejando rastros de esperanza que merecerían por sí búsquedas eternas. Para encontrarlo, no buscarlo. Para que no te deje, dejarte. Para contarlo, haberlo vivido. Para oírlo, querer. El primer rastro de esperanza: hay muchas vidas, pero uno, uno solo. Un solo amor verdadero. “Un solo amor verdadero, excepcional, único e irrepetible. Bello sobre todas las cosas, puro y limpio”.

  1. Estás sembrado con esto macho. Me encantan esas frases “Para contarlo, haberlo vivido. Para oírlo, querer. El primer rastro de esperanza: hay muchas vidas, pero uno, uno solo.”. Sinceramente no sé si creo a pies juntillas esa verdad, pero si quiero que sea una realidad, me gustaría tener fé y mover montañas, y tu escrito lo puede hacer. Saludos mostro.Turkana — FORMATO_FECHA
  2. Yo soy una de las que creen que ese amor existe y que hay que tener el valor de encontrarlo… de hecho ese amor puede que este ahi pero al vida y sus malditos problemas cotidianos pueden hacernos ver las cosas de otra manera…
    Por eso por un momento, parate, mira a esa persona que esta junto a ti, oldidate del resto del mundo por un segundo y mira en tu interior a ver que sientes… os invito a coger un plumero y limpiar todo el polvo que ha ido cayendo sobre esa magia que desprendeis cuando estais con esa persona…
    A veces las cosas salen perfectas y nos preguntamos por que??cosas simples que salen estupendas sin casi planearlo… y es facil, cuando el rey y la reina del universo se unen el mundo discurre tal y como debe…
    En fin tonterias de las mias jajajja
    Patricia — FORMATO_FECHA
  3. Chulisimo el escrito jesule, una forma muy bonita de describir el AMOR y las sensaciones que produce.Preciosas las primeras y últimas frases Para encontrarlo, no buscarlo. Para que no te deje, dejarte. Para contarlo, haberlo vivido. Para oírlo, querer. El primer rastro de esperanza: hay muchas vidas, pero uno, uno solo. Un solo amor verdadero. Me quedo con “No es cuestión de buscar. Él te encontrará si hay sino para ello.” y “No tienen más dueño que el que ellos conocen. Hacia ello tienden” . COmo tu dices puede llegar a doler mucho pero merece la pena porqeu su magia, “sus aromas, sus matices, sus colores “…cuando lo encuentras hace que tenga sentido tu vida.
    Saludillos!
  4. tere — FORMATO_FECHA

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 11 abril, 08 8:11 am

    Para mi este es sinceramente el mejor escrito de Jesús. Gran frase la reseñada en la cabecera.

  2. Patricia permalink
    23 abril, 08 4:57 pm

    Si creo que puede ser uno de los mejores… su género… porque el de la empresa es buenisimo tambien…
    Ese murga como alma en pena…jajajaja
    Una manera muy poetica de ver el dia a dia en el trabajo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: