Skip to content

Desidia

5 diciembre, 07
tags:

No es la primera vez que me sitúo en posición abiertamente crítica con la generación que comparto. Me pregunto si ya abrimos puertas, o como decía aquél, sólo están abiertas a la oscuridad. De la lucha por conceptos maximalistas, como justicia, igualdad, compañeros y camaradas, hemos pasado a un extremo opuesto igualmente enfermizo, somos individuos libres, agónicos, carroñeros y tendentes eternamente al acto de la magnánima puñalada.

Y me cuestiono ciertamente si ya sólo nos queda el arte, si ya sólo podemos abogar por un mundo en el que nos dictatorice Münch con su grito, y Benedetti nos abra los ojos en ejercitos versiculares.

Sinceramente… todo sería mejor. Perdemos la fe, o nos hacen imposible tenerla…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: