Skip to content

Talada…

30 noviembre, 07
tags:

Acabo de llegar de Torres Ralas. Hemos tenido un entierro. Nada más arribar observé como talaban los olmos de la Calle Real.

Las hojas dejaban de bañar con su tono dorado la acera de María, mujer ya anciana de unos 80 años a la que cada mañana de verano saludaba cuando me acercaba al mercado por el pan.

Al día siguiente, un coche funebre salía procedente de la calle degollada, pregunté a los enlutados. María había muerto, se levantó por la mañana para retirar las hojas y al no encontrarlas cayó fulimanada, sin previo aviso, sin palabras, como una hoja muerta, herida por la tala.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: