Skip to content

Lately

27 noviembre, 07
tags:

De la senectud
de mis días juveniles
nace la virtud
de mi débil memoria.
Cuando la mayoria del tiempo
intento de nuevo
poco a poco
recordar que
el deseo es flor de otoño
mustia y seca
en la senectud de la
mirada
de tus manos…
de tus manos muertas.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: